Familia y crianza

¿Y si muero mañana?

27 de enero de 2017


Tu familia debe saber antes cuánto debes y a quiénes, ya que el desconocimiento les puede hacer la vida difícil.

Es natural que la muerte sea algo aversivo sobre lo preferimos no pensar. Sin embargo, es un evento natural. La expectativa de vida en la mayoría de los países del mundo es bastante alta por lo que podemos prepararnos para una vida larga y productiva (te puede interesar cuanto vas a vivir). En todo caso, siempre cabe la posibilidad de que cualquier persona termine su vida inesperadamente.

Los eventos de violencia y accidentalidad, suelen cobrar la vida de los hombres más que de las mujeres, y pueden suceder de manera abrupta. Las enfermedades del corazón o el cáncer, también son relativamente frecuentes.

En algunos lugares del mundo, la gente acostumbra a ser más previsiva y a tener ciertas previsiones ante la eventualidad de la muerte. Esto cobra importancia especial cuando se tienen personas a cargo.

Aquí te presentamos algunas consideraciones sobre este asunto.

Cobertura de exequias

Los gastos funerarios suelen ser altos y pueden convertirse en un dolor de cabeza para los familiares sobrevivientes. Por lo regular, las cooperativas de trabajadores y otro tipo de asociaciones, ofrecen este tipo de cobertura que incluye a varias personas de tu familia por el mismo costo.

Seguro de vida

Hay muchas ofertas de seguros de vida. Algunas, son en realidad inversiones que te ofrecen rentabilidad sobre el valor que pagas y que luego puedes retirar. Además, te ofrecen coberturas que pagan tu incapacidad. Toma tu seguro con una compañía reconocida.

Vigila tus deudas

Si tienes deudas, déjalas organizadas. Tu familia debe saber cuánto debes y a quiénes. Esto porque, aunque no estés, tus acreedores pueden hacer efectivas tus deudas y hacer difícil la vida a tus familiares y codeudores.

También se presentan casos en los que personas inescrupulosas inventan deudas o inflan las deudas para aprovecharse de tu familia.

Haz un testamento

Es posible que haya confusión y hasta enfrentamientos entre familiares por los bienes que dejes. Para evitar esto, la mejor manera de dejar expresa tu voluntad es a través de un testamento.

Un testamento no es complicado de hacer y es muy barato. Puedes acercarte a una notaría y pedir orientación, o consultarlo con un abogado.

No vivas con miedo a la muerte

Vive. Busca en cada día tu felicidad, tu estabilidad. Piensa en la muerte, solo desde una perspectiva práctica, no como fuente de pesar o temor. Si sigues alguna línea espiritual, trata el tema con tus guías. Abrir los ojos cada mañana y tener la oportunidad de hacer algo con tu vida, es en sí mismo un regalo invaluable ¡Aprovéchalo!

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top