Estilo de vida

Vestir bien, no gastar tanto

4 de diciembre de 2016


Antes de comprar de manera impulsiva, primero para clarificar tu mente deshazte de las prendas que no usas y planifica qué prendas realmente necesitas.

Estar bien vestido puede aportar a tu éxito en el círculo social en el que te mueves. Sin embargo, analistas de tendencias de la humanidad indican que tener mucha ropa dejará de ser importante; caso reflejado en las tendencias minimalistas en Japon hoy dia donde las personas tratan de vivir con solo lo realmente necesario en su vida. Si tienes mucha ropa, te darás cuenta de que solamente utilizas una parte de ella con frecuencia. Entonces, ¿por qué compraste más ropa de la que necesitas? Esto se debe a que detrás de la industria del vestuario hay una gran maquinaria comercial que induce a eso.

La expresión “moda”, produce en los seres humanos del mundo occidental la predisposición a comprar. Se entiende que estar a la moda es estar bien y es un signo de éxito. Pero buena parte de esto no es verdad. Con el auge de las empresas tecnológicas se ha impuesto la tendencia a vestir de manera más casual.

La idea extendida de la moda, es creada por la industria que produce ropa. La intención es hacer que la gente renueve su vestuario, imponiendo algo que en poco tiempo se verá fuera de moda, obsoleto. La idea es que lo que hoy se ve bien, mañana se vea inapropiado, de forma tal que se sienta la necesidad de gastar más para comprar lo que está de moda.

Si prestas atención te darás cuenta que hay una especie de período frío, donde pareciera que no hay nada sobresaliente en la manera cómo visten las personas, y luego vienen periodos calientes donde se imponen colores vivos o cortes audaces. Por ejemplo, hasta hace poco estuvieron de moda los pantalones de colores pastel para hombres. Hoy es raro ver a un hombre con pantalones de esos colores.

Una de las técnicas que usa la industria es hacer variar el ancho de los cortes. Por ejemplo, lanzan colecciones con corbatas muy delgadas y les pagan a personajes públicos para vestirlas. Luego hacen que aparezcan con corbatas un poco más anchas. Así, quien compró la corbata muy delgada se verá fuera de moda y preferirá dejar de usarla.

Siendo conscientes de eso, una recomendación para vestir bien, sin gastar tanto, es comprar ropa neutra. Un buen ropero puede contener camisas que no tengan cuellos muy anchos, ni muy delgados. Si te fijas, un cuello de tamaño regular siempre se verá bien. Los colores de las camisas pueden variar libremente. Siempre es recomendable tener camisas blancas y azules. Las camisas negras tienden a perder el color más rápidamente.

Con respecto a los pantalones, también se recomienda evitar los colores fuertes y no muy entubados. En general, la ropa muy pegada al cuerpo también puede perder rápidamente su vigencia. Así que un término medio siempre es más recomendable.

Antes de comprar de manera impulsiva, primero para clarificar tu mente deshazte de las prendas que no usas (donando) y planifica qué ropa realmente necesitas. Invierte en tus  prendas bien, para que te duren por un tiempo razonable. Así verás la cantidad de dinero economizada por años. Si consideras que tus nociones en vestuario son débiles, puedes planificar estas actividades de compra con un amigo(a), para que te asesore.

Al reducir tu volumen de ropa también reducirás el dinero y el tiempo que inviertes en lavarla. Tiempo que puedes emplear para otros aspectos de tu vida.

Recuerda que lo más importante al vestir es que tú te sientas cómodo. La moda es secundaria, aunque te quieran hacer creer lo contrario.

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top