Te lo explicamos

¿Hay una epidemia de violaciones?

26 de enero de 2018


Las noticias en el mundo llaman la atención hacia casos de violaciones, como el de Larry Nassar, quien habría  abusado de más de 150 gimnastas en Estados Unidos, o el de Juan Carlos Sánchez, en Colombia, sindicado de la violación de un número de niños que podría estar entre 250 y 500.

Si tecleas en tu buscador de internet «epidemia de violaciones», vas a encontrar reportes de aumento de estos hechos en Ecuador, El Salvador, México, Alemania, Italia, Suecia, Dinamarca, Filipinas, del ejército de los Estados Unidos y de otros lugares del mundo. La ONG Igualdad Ya, llama a esto la epidemia mundial de violaciones.

Sin embargo ¿es cierto que hay una epidemia de violaciones? Veamos qué hay de verdad en esto.

¿Qué es una epidemia?

Sin duda, los medios de comunicación son el mecanismo por el cual se difunde la imagen de una epidemia de violaciones. Tal vez los primeros reportes que encendieron las alarmas, proceden de la India, donde se dieron violaciones grupales a nativas y turistas, en una oleada que fue registrada por distintos medios.

Por GIPHY

Por supuesto, movimientos como el me too, ayudan a que se difunda el mensaje de que hay una epidemia de violaciones, por la invitación a las mujeres a enfrentar a sus ofensores.

En español, una epidemia se define como «enfermedad que ataca a un gran número de personas o de animales en un mismo lugar y durante un mismo período de tiempo» y «daño o desgracia que afecta a gran parte de una población y que causa un perjuicio grave».

Según Rothman, uno de los más importantes exponentes de la epidemiología, una epidemia es la ocurrencia inusualmente alta de una enfermedad. En su análisis, indica que hay una fuente epidémica, como la comida descompuesta en un restaurante que causa que muchas personas se enfermen. También habla acerca de la condición de propagación de una epidemia, y es que el agente causante se transmita entre la población, como sucede con los virus.

El análisis de las causas de las violaciones en el mundo, parece indicar que las causas son diferentes. Así las cosas, el uso del término epidemia para referirse a un posible aumento de violaciones en el mundo, se basa en hechos, pero su alcance es figurado, sin quitarle importancia al asunto.

¿Qué está sucediendo?

En algunos países del mundo, hay un aumento de los casos de agresiones sexuales. Por ejemplo, en Europa esto se achaca a la ola de migración desde otros continentes, lo que está siendo aprovechado por movimientos nacionalistas para acrecentar la xenofobia. Sin embargo, se ha visto que en varios de los casos denunciados, los agresores son ciudadanos de esos países, como sucedió en Italia con la violación por parte de policías.

En El Salvador, el aumento de las violaciones guarda mucha relación con la violencia causada por grupos delincuenciales. En la India y Pakistán, podría ser el resultado de leyes y tradiciones culturales que devalúan la integridad de las mujeres. En un caso reportado el año pasado, un consejo local en Pakistán ordenó la violación de una menor de edad, como venganza por otra violación ocasionada por un hombre de esa familia. Es decir que el castigo recayó sobre una niña, más que sobre el agresor.

Entonces, es posible que las violaciones en el mundo estén aumentando, o tal vez está aumentando la conciencia acerca de este problema y la denuncia. En principio, no hay un motivo claro que pueda invocarse como causa de un aumento de este tipo de violencia en distintos países.

Tampoco hay una razón definida para establecer que los hombres que antes no eran violadores, en los últimos años pasaron a serlo. En lugar de eso, podría pensarse que un varón con una formación correcta, nunca incurriría en acciones de ese tipo.

Sin embargo, hay factores que deben considerarse al estudiar las condiciones que facilitan el que haya violaciones.

Tener conciencia del problema y actuar

Por GIPHY

Tal vez no estamos ante una epidemia de violaciones, pero la situación igualmente merece atención.

En México, medios oficiales reportan al menos una denuncia de violación cada hora y hasta 35 por día, en España, se registra un caso cada ocho horas. Adicionalmente, en ese país y en otros, se denuncian violaciones en grupo.

Sea que el problema esté aumentando realmente o que esté siendo más denunciado, existe y tiene proporciones considerables. De acuerdo con la organización Igualdad Ya, buena parte del problema radica en las leyes de los países que no son eficaces al castigar el abuso sexual y favorecen a los agresores. Por esta razón conviene que los políticos que apoyas tengan una definición clara en contra de la violación.

También es importante tener una actitud clara hacia el abuso sexual: de ninguna manera es admisible. Así, si en tu grupo de amigos hay quienes tienen una posición ambigua frente a esto, es importante que sientes tu punto de vista.

Así mismo, si vives en un vecindario donde hay cierto riesgo para las mujeres y los niños, podrías ayudar acompañándoles en su salida y entrada a estas zonas, incluso apoyándote en vecinos organizados para este fin. Aunque el entorno donde se vive debería ser seguro para todos, la realidad nos muestra otra cosa y nos indica que hay personas más vulnerables que otras.

La agresión sexual deja secuelas muy serias, por lo que no es asunto para tomarse a la ligera.

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top