Conciencia global

El peligro omnipresente de las microfibras de plástico

10 de enero de 2018


En un hogar cualquiera, las alfombras plásticas, el agua potable y el aire mismo que se respira, contiene plástico.

Rubén Blades, describió una ciudad plástica, habitada por personas de plástico. Como si se tratara de una profecía, ahora nos damos cuenta de que literalmente bebemos y comemos plástico. Las microfibras de plástico están en todas partes y son objeto de estudio en varios países del mundo, debido al riesgo potencial para la salud y al daño causado a diferentes especies acuáticas.

¿Qué son las microfibras de plástico?

 Son fibras de tamaño muy pequeño, algunas visibles a simple vista, otras microscópicas, que se desprenden de la descomposición de materiales construidos con plástico.

Por GIPHY

El origen las microfibras son los recipientes de plástico, las botellas, así como las bolsas de este material. La otra gran fuente de microfibras es la ropa. Al lavar las prendas de vestir, se desprende una gran cantidad de fibras del contenido sintético de nuestro vestuario, que luego viaja por los desagües hacia los cuerpos de agua, de donde se surten nuestros acueductos.

Otra cosa son las micropartículas de plástico, que son usadas en productos como cremas dentales y de belleza. Estas han sido prohibidas en Estados Unidos y muy recientemente el Reino Unido, pues son el resultado de una acción ex profeso para que los productos mencionados las contengan, de manera que es posible eliminarlas mediante su prohibición.

¿Dónde se han encontrado las microfibras?

 Las microfibras de plástico han sido encontradas en el agua del mar, a profundidades de hasta 11 kilómetros y en la Antártida. También han sido encontradas en el aire, en los tejados de las casas, en el agua que sale de los acueductos, aun cuando ha sido filtrada, en el agua embotellada y en los alimentos.

En un hogar cualquiera, las alfombras plásticas, el agua potable y el aire mismo que se respira, contiene plástico. Además, los peces, crustáceos y demás especies acuáticas que son ingeridas por los seres humanos, contienen cantidades considerables de fibras de plástico.

Los sistemas de tratamiento de agua retienen buena parte de las microfibras, pero otra cantidad importante no es filtrada por estos sistemas, de manera que es consumida por nosotros.

¿Cuál es el problema?

Los investigadores han encontrado que las microfibras afectan la salud de los organismos acuáticos, porque la mayoría de estas microfibras van a dar a ríos, lagos y mares. La contaminación por microfibras está afectando la supervivencia de diferentes especies, poniendo en peligro su crecimiento y capacidad reproductiva.

Por GIPHY

En el caso de los humanos, se sabe que todos estamos ingiriendo cantidades no especificadas de esto, en el agua que bebemos y en los alimentos.

Se sabe que los plásticos pueden producir daños de diferentes maneras: por una parte, aunque la mayoría de las microfibras se eliminan del organismo, una pequeña cantidad no. Estos residuos pueden pasar a otros sistemas orgánicos.

Otro problema es que el plástico libera productos químicos en el organismo que pueden afectar el sistema endocrino, con resultados que todavía se están estudiando; así mismo, siguen en estudio las consecuencias de aspirar estas microfibras.

Tal vez estas microfibras tengan relación con el creciente número de casos de cáncer y de problemas hormonales en la población humana.

¿Se puede hacer algo?

Ya es demasiado el plástico en el mundo. Se estima que, por cada milla cuadrada en el océano, hay 46.000 pedazos de ese material. Por supuesto, una opción es el reciclaje de los productos con base en plástico, de manera que sean cada vez menores, los desechos de este tipo de productos.

Adicionalmente, se recomienda el uso de mallas para el lavado de ropa en máquinas. Estas mallas, ayudan a retener una buena parte de las microfibras, de manera que no vayan por el desagüe y luego a ríos, lagos y mares.

Más allá de cualquier medida personal o colectiva, guste o no guste, la solución al problema es la reducción considerable en la producción y consumo de productos con ese material. Está visto que las consecuencias del enorme uso de plástico han superado las previsiones humanas y que es necesario encontrar alternativas.

Al final de este artículo encontrarás un video de Orb Media, organización que condujo un estudio en varios países del mundo, para encontrar partículas de plástico en el agua potable, mostrando que es posible encontrarlas en cualquier lugar.

También te dejamos la referencia algunos de los artículos consultados para escribir esta publicación.

 

Algunos artículos consultados:

Mark. F. (2017) If You Eat Seafood, You’re Probably Eating Plastic. The American Biology Teacher, Vol. 79 No. 8, October 2017; (pp. 609-610) DOI: 10.1525/abt.2017.79.8.609

Miller, RZ., Watts, AJ., Winslow, BO & Galloway TS (2017)  Mountains to the sea: River study of plastic and non plastic microfiber pollution in the northeast USA. Marine Pollution Bulletin.Volume 124, Issue 1, 15 November 2017, Pages 245-251.

Watts, A.J., Urbina, M., Corr, S., Lewis, C & Galloway, T. (2015) Ingestion of Plastic Microfibers by the Crab Carcinusmaenas and Its Effect on Food Consumption and Energy Balance. Environ. Sci. Technol., 49 (24), pp 14597–14604

 

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top