Desarrollo personal

Ser optimista trae muchas ventajas

15 de septiembre de 2017


El optimista cree que aunque las cosas no salgan bien, siempre quedará algo bueno de los hechos del presente.

¿Tienes la tendencia a ser pesimista o a ser optimista?

El optimismo o el pesimismo hacen referencia a cómo se valora el futuro y a cómo se valora el presente. A diferencia de lo que se cree, el optimismo no solamente consiste en una expectativa positiva sobre lo que va a pasar: también hace referencia a cómo se ven los resultados de lo que pasa en el presente. Veamos qué dice la investigación sobre las ventajas de ser optimista.

Por GIPHY

Optimistas orgánicos

Hay personas que son optimistas o pesimistas orgánicos, es decir que casi siempre toman una u otra actitud frente a la vida. El optimista orgánico suele tomar las circunstancias de la vida, de manera positiva. Frente a un mismo evento, el optimista verá las cosas de manera más positiva que el pesimista.

No es que el optimista tienda a engañarse, sino que capta con mayor claridad el lado bueno que tienen los hechos que podrían parecer negativos a una persona sin esa característica.
Una persona optimista ve los problemas y las dificultades, pero su atención no se concentra en ello, sino en cómo usar esos problemas para mejorar la situación actual.

Ventajas del optimismo

El optimista cree que aunque las cosas no salgan bien, siempre quedará algo bueno de los hechos del presente. Esto le permite ser más fuerte ante las adversidades y disfrutar más de triunfos pequeños.

También tiende, la persona optimista, a pensar que las consecuencias de lo que sucede en el día a día, tendrán una resonancia positiva en el futuro, y que por lo tanto lo que viene será mejor.
Esto hace que el optimista tenga las siguientes ventajas:

Pueden tener mejores logros. Esto es el resultado de varios factores que son propiciados por la persona optimista: la capacidad de motivar más a los equipos de trabajo, la posibilidad de valorar mejor lo que hacen los otros, así como la tendencia a establecer metas más altas.

Mejor salud. Los estados emocionales se acompañan de respuestas del organismo. Las personas pesimistas suelen secretar sustancias dañinas para sí mismos, como más jugos gástricos o cortisol (ver, el mal genio puede matarte).

Por el contrario, estudios de diferentes universidades mostraron que las personas optimistas tienen mejor salud que las personas pesimistas. Esto, porque sus organismos sufren menos de los efectos del estrés prolongado que padecen las personas que esperan resultados negativos. 

Por GIPHY

Suelen ser más buscados. Las personas optimistas tienen mayor capital social. Para entender el concepto, puedes leer incrementar tu capital social te hace fuerte.

Este es el resultado de que todo el mundo tiene problemas y quiere ayuda para encontrar soluciones. La persona optimista tiende a ver más fácilmente las soluciones, o al menos es una mejor ayuda para superar situaciones problemáticas.

Son más persistentes. Dado que los optimistas ven lo bueno en cada situación, son más capaces de distinguir el avance en situaciones difíciles y de mantenerse en el camino. Si la tendencia es a ver resultados negativos, es más probable que se abandone el esfuerzo.

Por lo anterior, una persona optimista es más capaz de sacar adelante un proyecto complejo dada su tendencia a persistir a pesar de las dificultades.

Realmente, son opciones

Te has preguntado ¿si es posible ver las cosas de distinta manera, por qué algunos son optimistas y otros pesimistas?  Es como si frente a los hechos de la vida, tu mente lanzara una moneda. Por un lado, la opción es positiva, por el otro, es negativa. El asunto es que, en los optimistas, la moneda suele caer en el lado positivo.

Así que, si es una opción de tu mente, tú puedes escoger si eres optimista o pesimista.

Cómo saber si soy optimista

Unas pocas preguntas te ayudarán a saber si eres optimista o pesimista. Reflexiona sobre tus respuestas y podrás saber si tiendes a una de esas dos posibilidades.

  1. Creo que las cosas van a salir como yo las planeo.
  2. Casi nunca me pasan cosas buenas.
  3. Cuando las cosas están difíciles, yo tiendo a esperar lo mejor.
  4. Habrá más cosas buenas que malas en la vida.
  5. Encontraré más gente buena que mala.
  6. Cada día seré mejor.

Por GIPHY

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top