Salud

Las nuevas amenazas virales

4 de junio de 2018


Todavía el VIH, el virus del Ébola, el Zica y otros, causan temor en el mundo. Pero el asunto no para ahí. Hay otros virus que en los últimos años ya han mostrado su potencial para desencadenar epidemias en el mundo.

Aunque varios de estos virus no se han diseminado hasta el punto de causar una pandemia, la Organización Mundial de la Salud ha dispuesto de vigilancia especial por el alto riesgo que representan de epidemias globales.

Te contaremos cuál es la procedencia probable de estos virus, cuáles son los síntomas de enfermedades que causan, qué daños a la salud producen y cuál es la mortalidad esperada.

¿Por qué se producen epidemias virales?

La aparición de nuevos virus tiene un factor común: la alta variabilidad genética de los virus. A pesar de su estructura relativamente simple, los virus con capaces de generar múltiples variaciones que podrían estar siendo aceleradas por el cambio climático.

Otro factor que acelera la aparición de nuevos virus, es la irrupción de los humanos a territorios en los que estos virus han existido durante mucho tiempo, en especies animales o vegetales.

Por GIPHY

Los nombres de los virus, por lo regular se asignan de acuerdo con la región donde produjeron brotes por primera vez.

Así mismo, la explotación creciente de especies con cierto grado de compatibilidad biológica con los humanos, como el cerdo, hace que se establezca un puente entre huéspedes relativamente lejanos, como el murciélago y la especie humana.

De allí en adelante, una vez que una persona entra en contacto con uno de estos virus, puede darse un contagio en cadena. La alta movilidad humana facilita el que las infecciones trasciendan las fronteras e incluso los continentes.

Para los virus que se tratarán en este artículo no se cuenta con vacunas, aunque en algunos casos hay tratamiento.

Virus Nipah

Aunque los primeros casos del virus Nipah (VNi) se conocieron desde 1998, en Malasia, se considera probable que haya una epidemia de grandes proporciones en algún momento. Hasta donde se sabe, este virus pasó de murciélagos a cerdos y de allí a humanos y también de murciélagos a productos vegetales y de allí a las personas.

El virus también se transmite de humano a humano.

Al momento de escribir esta nota, se registra un nuevo brote del virus en la India. Este virus produce desde complicaciones respiratorias hasta encefalitis mortales. La mortalidad está estimada en aproximadamente 7 por cada diez personas infectadas.

Coronavirus de Oriente Medio

También de murciélagos, aunque esta vez están implicados los camellos, este virus ya produjo alertas mundiales por el riesgo inminente de propagación desde la península arábiga.

Ya se han presentado casos en países de varios continentes. Sus síntomas son principalmente respiratorios y fallo renal. La mortalidad puede llegar a ser del 30%.

Virus Hendra

Un pariente del virus Nipah con síntomas muy similares es el Hendra, que irrumpió en Australia hacia 1994 y ha producido varios brotes desde entonces, con una letalidad del 75%, aproximadamente.

 

Por GIPHY

Pudo transmitirse de murciélagos a caballos, y de allí a los seres humanos. No se ha establecido con firmeza la transmisión de humano a humano.

Virus de Marburgo

Aunque este virus ya se conoce desde 1967 por sus ataques en Alemania y Serbia, ha tomado fuerza en África. Se sabe que están en riesgo de contraer el virus las personas con exposición a cuevas donde habitan cierto tipo de murciélagos.

El contagio entre humanos es altamente probable, incluyendo la vía sexual. Puede producir necrosis de hígado, testículos, ovarios, pulmones, riñones y otros órganos. Comúnmente se expresa como una hemorragia masiva. La letalidad ha oscilado entre el 24% y el 88%.

Hay brotes activos de este virus en la actualidad.

Fiebre de Lassa (virus de Lassa)

También se tiene noticia de este virus desde 1969. Se ha manifestado en África y Europa. Produce hemorragias y edemas que pueden llegar a ser fatales. Aunque la mortalidad por este virus es relativamente baja y muchos de los infectados pueden ser asintomáticos, suele producir daños en hígado, bazo, riñones y audición.

Pasa de las ratas a los humanos, sin que sea necesario el contacto directo con estos animales.

Virus de Chapare

Solamente se ha manifestado una vez en Bolivia en 2003. Años después, pudo determinarse que se trata de un nuevo virus que produce fiebre hemorrágica complicada, con alto riesgo de letalidad. Los indicios apuntan hacia la transmisión por  vía de roedores.

Virus de Mayaro

Este virus también es de origen americano, hasta donde se sabe. Se transmite de manera similar al dengue, el Chikungunya y el Zica, por la picadura de mosquitos. Produce un cuadro febril similar a una gripe fuerte.

Por GIPHY

Aunque su mortalidad es relativamente baja, se estima que puede infectar a una gran cantidad de personas en Las Américas, produciendo decesos y consecuencias crónicas en personas susceptibles.

Buenas y malas noticias

Las buenas noticias tienen que ver con que varios de estos virus son transmitidos por especies que no están presentes en todo el planeta, como ciertos murciélagos. La mala es que no se descarta que puedan pasar a otras especies de murciélagos o a otros animales, como ya ha pasado con cerdos, caballos y camellos.

Otra mala noticia es que aquí solamente listamos algunos virus reconocidos como amenazas serias de pandemias.

La higiene pública, el control de mosquitos y la vigilancia epidemiológica, siguen siendo las opciones de primera línea para evitar que se dé la temida diseminación de estas enfermedades.

Algunos documentos consultados:

Chatterjee, P. (2018). Nipah virus outbreak in India. TheLancet, 391(10136), 2200. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(18)31252-2

Delgado, S., Erickson, B. R., Agudo, R., Blair, P. J., Vallejo, E., Albariño, C. G., … Nichol, S. T. (2008). Chapare Virus, a Newly Discovered Arenavirus Isolated from a Fatal Hemorrhagic Fever Case in Bolivia. PLoS Pathogens, 4(4), e1000047. https://doi.org/10.1371/journal.ppat.1000047

García-Rejón (2016) Del virus mayaro y su probable entrada a méxico y su impacto en la península Yucatán. Ciencia y humanismo en la salud. Vol. 3, Núm. 3. Pp 1-3.

Hui, D. S., Azhar, E. I., Kim, Y.-J., Memish, Z. A., Oh, M., &Zumla, A. (2018). Middle East respiratory syndrome coronavirus: risk factors and determinants of primary, household, and nosocomial transmission. The Lancet Infectious Diseases. https://doi.org/10.1016/S1473-3099(18)30127-0

Mahalingam, S., Herrero, L. J., Playford, E. G., Spann, K., Herring, B., Rolph, M. S., … Wang, L.-F. (2012). Hendra virus: an emerging paramyxovirus in Australia. The Lancet Infectious Diseases, 12(10), 799–807. https://doi.org/10.1016/S1473-3099(12)70158-5

Rougeron, V., Feldmann, H., Grard, G., Becker, S., & Leroy, E. M. (2015). Ebola and Marburg haemorrhagic fever. Journal of Clinical Virology, 64, 111–119. https://doi.org/10.1016/j.jcv.2015.01.014

Imagen: OusaChea en Unsplash

 

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top