Familia y crianza

La lactancia materna, ¿Por qué es un asunto de varones?

11 de octubre de 2017


Hay mitos sobre la lactancia que pueden hacer que tu pareja disminuya su intención de alimentar con leche materna a tu hijo.

Tú quieres que tu hijo crezca sano, que sea feliz y que tenga éxito en la vida. Pues bien, la lactancia materna es un factor que tiene un gran peso en garantizar esos resultados. El apoyo a tu pareja durante la lactancia es muy importante, ya te explicaremos por qué.

¿Cuánto debe durar la lactancia?

La lactancia de tu bebé debe durar al menos dos años. La Organización Mundial de la Salud recomienda que durante los seis primeros meses de la vida, la leche materna sea el alimento exclusivo de los niños, salvo cuando haya alguna situación de salud particular que amerite la introducción de otros alimentos. Esto es porque la calidad y cantidad de los nutrientes en la leche materna resuelven las necesidades del bebé, además de fortalecer su sistema inmunológico.

 

Por GIPHY

Hay obstáculos para la lactancia materna

Pero en muchos casos, la lactancia materna exclusiva apenas dura horas y a los bebés se les priva de contar con un alimento fundamental en su desarrollo. Esto es la consecuencia de factores sociales que ejercen presión sobre las madres. Ahí es donde tu papel es fundamental para apoyar a tu pareja y a tu hijo.

Por GIPHY

Factores sociales.En algunos lugares se considera inapropiado que la mujer lacte. Ten presente que la lactancia debe darse a demanda del bebé; es decir, cuando él tenga hambre y lo manifieste. Es así como tu pareja puede sentir algo de vergüenza al tener que dar el alimento a tu hijo, o puede ser objeto de presión por parte de otras personas.

Es importante que tú actúes con calma y con firmeza frente a las personas que puedan presionar a tu pareja para que se abstenga de lactar. En todo caso, el punto es que tu pareja sienta que tú la apoyas.

Si ella lo prefiere y si es lo que se usa en el lugar donde vives, apoya en tu pareja para adquirir y llevar consigo elementos que le ayuden a cubrirse, como un pañolón o manta.

Factores estéticos. Hay mujeres que prefieren no lactar por temor a perder la forma de sus senos. En este sentido son muy importantes los acuerdos de pareja desde antes de que nazca el bebé. Vale la pena que desde el primer momento te muestres a favor de la lactancia materna y le ayudes a tu pareja a mantener su autoestima, recalcando la importancia de que alimente al bebé con leche materna.

El acompañamiento a tu pareja en las citas médicas, antes y después del nacimiento, ayudan a fortalecer este vínculo y hacen más probable que ella esté dispuesta a lactar.

Por GIPHY

Mitos sobre la lactancia. Hay mitos sobre la lactancia que pueden hacer que tu pareja disminuya su intención de alimentar con leche materna a tu hijo. Entre ellos se cuenta la idea de que lactar produce niños dependientes o que la madre debe tener una alimentación muy especial para lactar.

La verdad es que toda mujer, puede lactar, con excepción de aquellas que tengan alguna situación de salud particular que debe ser establecida por un profesional. Cuando una mujer no produce suficiente leche, por lo regular esto se debe a prácticas inapropiadas de lactancia y a temor al fracaso en el proceso.

Ansiedad.Una mujer puede sentir mucha presión por producir leche, pues está de por medio la salud de su bebé. Es importante que la ayudes a tranquilizarse y entre los dos encuentren qué se puede mejorar, con la ayuda de mujeres con experiencia y profesionales de la salud.

Presión laboral, horarios. Una vez que termina la licencia de maternidad, la madre se ve enfrentada a otro dilema, pues debe volver a trabajar y a la vez resolver las necesidades de alimentación de su hijo.

Otra vez aquí es importante la preparación. Es importante reconocer qué posibilidades y obstáculos se presentan en concreto en su lugar de trabajo. Hay empresas en cuyas políticas se contemplan facilidades para que las madres lacten directa o indirectamente.

En caso de que no sea posible que la madre lacte directamente, puede extraerse la leche, conservarla y dejarla en casa para que sea utilizada en la alimentación del bebé.

Tú eres determinante

Todo el apoyo que le des a tu pareja en el proceso de lactancia, se verá recompensado de diferentes maneras. Por una parte, se fortalecerá la relación entre ustedes, por otra parte, ayudarás a que haya mejores condiciones sociales para que otras madres también puedan lactar. Y tal vez la recompensa más importante sea el bienestar y la felicidad de tu hijo.

 

Por GIPHY

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top