Aventura y Deporte

La bicicleta. Más allá de Carlos Vives y Shakira

23 de febrero de 2017


Al comienzo, solo montaba bicicleta los domingos pero poco a poco, la búsqueda por conocer más lugares y por respirar aire no tan contaminado me llevaron a buscar nuevos escenarios.

Rolando Rodríguez Cruz, antropólogo social con maestría en antropología, encontró en la bicicleta una forma de mejorar su salud y su calidad de vida. Aquí nos cuenta su experiencia.

Tan cerca y tan lejos

Lo más cercano que tuve a una bicicleta en mi niñez, fue el triciclo que un amigo me prestaba. Crecí viendo las hazañas de Lucho Herrera y Fabio Parra en las montañas europeas montando sus caballitos de acero, pero nunca me llamó la atención la práctica del ciclismo. Yo prefería el fútbol o el voleibol. Por aquella época la moda eran las “monaretas” y los adolescentes con ciertos recursos económicos podían tener una de esas.

El primer paso, más bien, el primer pedalazo

Es importante mencionar que como todo en la vida, lo importante es dar el primer paso; en este caso, el primer pedalazo. No importa el valor ni la sofisticación de la bicicleta. Lo importante es sentirse cómodo, luego se pueden obtener aditamentos para mejorar la bicicleta, o comprar una mejor.

Con la detección de una hernia discal a nivel lumbar hace 10 años, me prescribieron la eliminación de las actividades físicas de impacto. Fue así como la natación apareció como opción. Pero luego, en el año 2010 me atreví a comprar mi primera bicicleta; una Trek negra, que según el vendedor era la ideal para iniciar en la actividad del ciclomontañismo. Al comienzo, solo montaba bicicleta los domingos pero poco a poco, la búsqueda por conocer más lugares y por respirar aire no tan contaminado me llevaron a buscar nuevos escenarios.

Gente en el camino

Si comienzas a hacer ciclismo, vas a encontrar gente que te va a dar la mano, te mostrará opciones y podrá hacerse parte de tu círculo de amigos. En mi caso, mi profesora de spinning, Giselle Montes y su esposo Jhon Cadena (campeón panamericano en la categoría máster de MTB), me siguieron en la idea de ir a montar bicicleta en las montañas de mi pueblo natal (Venecia, Colombia).

El primer recorrido fue la semilla para que se realizara la primera travesía MTB Cañón del Sumapaz en septiembre de 2015. En el 2016, participaron 210 ciclomontañistas. Este año, ya iniciamos la organización de la tercera versión del evento.

Ciclomontañismo: de todo lo bueno al tiempo

La actividad física, el disfrute de los paisajes, la búsqueda por romper límites y la sensación de libertad que ofrece la bicicleta, todo esto viene con el ciclismo; también, una serie de valores humanos muy interesantes como la solidaridad.

Claro, se puede presentar algún accidente mucho menos probable si se tienen las medidas de precaución. Dentro de lo que se requiere para la práctica del ciclomontañismo es necesario un casco, guantes y ropa cómoda. De ahí en adelante existen otros aditivos como las gafas o zapatillas especiales, pero estos últimos implementos no son tan necesarios.

Los grupos de gente, los clubes

Luego de la buena experiencia del primer recorrido por mi pueblo, creamos el Club Machamba. Los clubes son el siguiente nivel en el ciclismo recreativo. Permiten organizar salidas, ayudar de manera más coordinada a un ciclista que necesita apoyo técnico y hasta personal.

Lo más importante tal vez es que facilitan la transmisión de experiencia entre quienes más saben y los que apenas comienzan. Yo, por ejemplo, también participo de INTERBIKE: para mí es como una familia. Carlos Moncada y Myriam Hernández, quienes lo manejan, tienen un carisma particular y especial que lo motiva a uno a comprometerse cada día más con el ciclomontañismo.

Otra ventaja de un club es que si tienen una tienda asociada, se pueden obtener descuentos para los integrantes del club.

Ciclismo para todos

Un club también auspicia el inicio más seguro del ciclismo para los niños y para quienes a cualquier edad quieren iniciarse en la práctica. He visto rodadas con niños desde los cinco años hasta personas bastante mayores.

Lo importante son las ganas, el gozo por compartir con otros. Les dejo esta frase de Albert Einstein: La vida es como montar en bicicleta: si quieres mantener el equilibrio no puedes parar.

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top