Emprendimiento y Dinero

Invertir bien tu dinero

4 de febrero de 2017


Hay personas que dicen que van a invertir en un automóvil nuevo. En principio adquirir un auto nuevo se puede considerar como un gasto, teniendo en cuenta que el automóvil particular no genera ingresos y sí origina gastos de funcionamiento, depreciación e impuestos.

Invertir es una oportunidad para mejorar tu nivel de vida ¿Qué hay que saber sobre las inversiones? Preguntamos a Carlos Eduardo Revollo, economista con 20 años de experiencia en el sector financiero y estos fueron sus conceptos.

Lo que es y lo que no es

Invertir es destinar recursos a una entidad o proyecto con el fin de obtener una ganancia o renta en un periodo de tiempo determinado, permitiendo recuperar los recursos iniciales corriendo el menor riesgo posible.

Hay personas que dicen que van a invertir en un automóvil nuevo. En principio adquirir un auto nuevo se puede considerar como un gasto, teniendo en cuenta que el automóvil particular no genera ingresos y sí origina gastos de funcionamiento, depreciación e impuestos. Podría ser una inversión si el automóvil presta un servicio público o se puede cobrar un arrendamiento por su uso, aunque bien valdría la pena preguntarse si se puede lograr el mismo beneficio con un automóvil usado, en buen estado, que tenga un precio sustancialmente inferior al vehículo nuevo.

Buscando las mejores opciones de inversión

Quien invierte siempre aspira a obtener una ganancia. El monto de la ganancia dependerá de las condiciones y riesgos a asumir, conociendo las características que conforman el tipo de inversión escogida: valor a invertir, plazo, interés-renta, costos asociados y los riesgos inherentes a la operación.

Se puede invertir en productos tradicionales de renta fija ofrecidos por entidades financieras vigiladas que ofrecen la mayor seguridad porque no se arriesga el capital, aunque las tasas de interés son las más bajas (cuentas de ahorro y CDTS). En renta variable se ofrece una mayor rentabilidad, pero se debe tener en cuenta que se arriesga el capital invertido (acciones, fondos comunes ordinarios y comodities).

Las inversiones en sectores productivo, inmobiliario y constructor pueden tener mejores rentabilidades en el mediano plazo. Para minimizar los riesgos se recomienda tener garantías adicionales y conocer las proyecciones de crecimiento en cada sector y ubicación geográfica.

Hay un auge creciente de las inversiones con monedas virtuales, las cuales merecen especial cuidado teniendo en cuenta la poca regulación internacional desarrollada, haciéndose necesario conocer los nombres, identificación y ubicación física de los originadores de los pagos.

En todos los casos mencionados, hay que tener claridad sobre quien o quienes son los originadores de los pagos, conocer su reputación, solvencia económica y honestidad. Así mismo, es necesario calcular los costos asociados a la operación y contar con información pertinente acerca de cambios regulatorios o tecnológicos que puedan afectar la invesión en el futuro para tomar decisiones de manera efectiva.

Especial cuidado se debe tener con las promesas de ganancias millonarias en poco tiempo, porque las fórmulas mágicas en muchos casos pueden terminar siendo estafas o provenir de actividades ilícitas.

Cómo calcular lo que es conveniente invertir

Según el perfil de inversor que se tenga, que va de moderado a arriesgado. En todo caso, no se recomienda destinar recursos necesarios para cumplir las obligaciones actuales y los gastos destinados a suplir las necesidades básicas. De igual manera es importante cuantificar el valor máximo a invertir teniendo en cuenta el patrimonio total con el que se cuenta. Algunos podrían invertir hasta el 10% de su patrimonio si su perfil de riesgo es moderado. Los inversores más arriesgados un porcentaje mayor dependiendo de la capacidad que se tenga para generar nuevos recursos.

¿Cuánto es el margen razonable de ganancia de una inversión?

En general, el margen razonable podría ser, una rentabilidad superior a las tasas remuneratorias de los bancos, una tasa superior a la inflación anual de los productos del mismo sector o una tasa superior a las utilidades que registran las empresas o negocios en el sector escogido para invertir.

Arriesgarse, pero no tanto

Siempre existe riesgo en cualquier tipo de inversión, porque inclusive las grandes entidades pueden entrar en ley de quiebras. Lo importante en todo caso es analizar las cifras disponibles y poder cuantificar los posibles riesgos en el corto y mediano plazo. Una recomendación sabia es no invertir todo lo que se tiene en un mismo negocio. Sigue vigente el consejo de no poner todos los huevos en la misma canasta.

¿Es conveniente dejar el dinero en los bancos?

El ahorro bancario es importante, pero conviene balancearlo con inversiones. Es necesario conocer las características de los productos y servicios para determinar cuál producto y cuál banco es más adecuado. Informarse sobre tasa de interés, costos, cuotas de manejo e impuestos en que se incurren para calcular la rentabilidad real, y compararlo con otras opciones de inversión disponibles en el mercado.

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top