Estilo de vida

Cómo incrementar la seguridad en tu hogar

20 de junio de 2017


Abre tus ojos. Los robos no suceden al azar.

“En la noche, un grupo de delincuentes ingresó a casa. Cuando desperté, había un tipo apuntando con un arma a mi hijo. Nos amarraron, nos golpearon y saquearon la casa”.

Esta historia es real y se repite muchas veces. Lo que las víctimas no saben es que el resultado de una secuencia de hechos que los hicieron vulnerables a los delincuentes.

Aunque es imposible reducir a cero el riesgo de atracos en el hogar, aquí te damos recomendaciones dirigidas a que evites ser víctima de delincuentes en tu propia casa. (También te puede interesar Tips para evitar atracos callejeros).

La carrera oculta

Los ladrones actúan como depredadores atacando un rebaño: escogen al más débil. Si tus vecinos refuerzan las medidas de seguridad de tu casa, tú te conviertes en el más vulnerable.

Por ejemplo, si vives en un edificio de apartamentos donde tus vecinos instalan sistemas de seguridad y tú no, es más probable que tú seas víctima de los ladrones que ellos. Los ladrones prefieren los blancos más fáciles, con los cuales corran menos riesgos.

Si refuerzas tus medidas de seguridad, serán menos los delincuentes que se sientan competentes. Esto no quiere decir que eventualmente no seas víctima de una banda con muchos recursos. Sin embargo, ten presente que las bandas que se arriesgan a robos difíciles, son menos que las bandas que no tienen los medios para un robo en el cual tengan que enfrentar medidas de seguridad.

Así que es mejor que tomes la iniciativa. Aquí te mostraremos qué hacer.

Revisa la seguridad de tu hogar

Por lo regular, los ladrones entran a los hogares por la puerta principal, ya sea violentando la entrada, usando llaves maestras o haciendo que algún habitante de la casa les abra la puerta.

También puede entrar por la puerta trasera, si la hay, por las ventanas o levantando el techo.

Tómate el tiempo para establecer cuáles serían los puntos débiles. Por ejemplo, si vives en un edificio de apartamentos, en un piso alto, el punto de acceso no sería la ventana o el techo.

Es posible que tus entradas sean muy difíciles de violentar, pero podrían aprovechar el momento en que tú o tu familia entran a la casa.

Puertas de seguridad

Una puerta de seguridad es una buena opción. Para que sea eficaz, se necesita que el marco de la puerta esté reforzado. Una buena puerta no sirve de mayor protección si el marco es débil.

Así mismo, escoge una cerradura con buenas prestaciones de seguridad. Esto puede ser costoso, pero te evitará pérdidas por robos. Ante una puerta de seguridad, es altamente probable que los delincuentes escojan las puertas siguientes. Verifica que la puerta tenga reforzamiento interior y, si es posible, más de un cerrojo.

Cámaras exteriores e interiores

Instalar un sistema de cámaras es una buena opción. Puedes controlar tus cámaras por celular, sin importar si estás al otro lado del mundo. Eso sí, verifica que las cámaras cubran sectores exteriores y eventualmente zonas comunes, no las áreas privadas de tu residencia. Así, evitas otro riesgo: que imágenes de vida íntima caigan en manos de terceros. Verifica también que las cámaras tengan buena definición y que capten imágenes en la oscuridad.

Sistemas de alarma

Un sistema de alarma conectado a tu celular y con aviso a la policía también es una buena inversión. Haz que te pongan avisos exteriores de que tienes alarmas. Estos pueden ser un disuasivo suficiente.

El servicio doméstico

Buena parte de los robos en las residencias, implican al servicio doméstico o a los encargados de la seguridad. Si la persona que trabaja en tu casa no lleva mucho tiempo contigo o tu familia, pide referencias. Si se niega a darte datos de los lugares donde trabajó antes, desiste de vincularla.

Pídele, igualmente, datos concretos de la dirección donde vive. Si vives en un edificio de apartamentos y al llegar ves personas extrañas o no reconoces al vigilante o conserje, no entres. Pregunta quién es y qué hace allí. En muchos robos, reducen al vigilante y dejan que los habitantes del edificio ingresen, para hacerlos abrir las puertas de sus apartamentos.

Otras medidas

La vigilancia comunitaria de exteriores, es una de las medidas más efectivas. Si tienes manera, de convencer a tus vecinos de contratar vigilancia exterior para que sus costos sean sumidos entre varios hogares, esta podría ser una muy buena inversión.

En todo caso, esta vigilancia debe ser prestada por una empresa. Un vigilante puede obtener información muy sensible sobre los hábitos de quienes viven en el sector, y propiciar atracos con base en eso.

Si tienes un patio, la mejor protección es un sistema de alarma, o un perro. Un perro es un gran cuidador y puede ser entrenado para cumplir mejor esta función.

Finalmente, ten presente que ninguna medida te hace invulnerable, pero que cada una suma a aumentar la seguridad de tu hogar.

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top