Te lo explicamos

¿Por qué es grave el escándalo del uso de datos personales en Facebook?

28 de marzo de 2018


Cuando publicas información personal en alguna red social, en principio estás aceptando que ciertos datos tuyos sean públicos, entonces ¿cuál es el problema si alguien hace uso de esos datos?

A continuación te explicaremos cuál fue la situación y qué puedes hacer evitar la intromisión indebida en tu vida privada.

Lo que sucedió

Una investigación periodística de The New York Times y TheObserver, mostró que la firma Cambridge Analytica obtuvo, sin autorización, datos de 50 millones de usuarios de Facebook, para orientar decisiones políticas, mediante técnicas que, en pocas palabras, manipulan las emociones de los electores.

Lo hicieron creando un test de personalidad que era presentado a los usuarios de Facebook como una especie de juego. Lo que no sabían las personas que llenaron el test, es que detrás de las preguntas había un algoritmo que capturaba su información personal, datos de su red de amigos y que luego asociaba los resultados del test, con el perfil de usuario y su actividad, para establecer su inclinación política.

Luego de eso, a los usuarios de Facebook cuyos perfiles fueron comprometidos, les llegaban mensajes políticos de manera encubierta. Por ejemplo, si a alguien le gustan las mascotas, puede llegarle información de que determinada opción política está en contra de las mascotas, para desacreditar esa opción, o que determinada opción política está a favor de las mascota, para darle fuerza a quienes pagaron a la empresa para lograr resultados positivos.

Los mensajes, parecían provenir de diferentes fuentes y luego desaparecían. Así se disminuía la probabilidad de que el usuario de Facebook sospechara de una posible manipulación de su opinión.

En realidad, esto ya había sido denunciado en un documental llamado UnfairGame: HowTrump Won, que transmitió Directv y que puede verse en el enlace siguiente.

 

 

¿Qué es lo problemático?

Cuando un usuario se registra en una red social o cuando propaga información propia, acepta un régimen limitado de publicación de sus datos. Esto implica que la red social no está habilitada para hacer cualquier cosa con los datos del suscriptor. Entre otras limitaciones, no puede vender libremente esos datos, sin el permiso del usuario de la red. Tampoco puede usar esos datos para intentar condicionar la voluntad política de las personas registradas.

Así que Cambridge Analytica pudo incurrir en una violación de los derechos sobre privacidad y manejo de datos (Habeas data) y Facebook en una falla como guardián de esos derechos.

Además, en la investigación periodística, directivos de la firma fueron grabados cuando hablaban acerca de cómo usaban técnicas de manipulación que incluían posibles servicios sexuales, para obtener información de políticos o para pagar por contratar a la empresa. Está por verse.

Por otra parte, y esto también es importante, los políticos que pagan por los servicios de empresas como la involucrada en el escándalo, son responsables por intentar manipular la opinión de los electores, usando tácticas que recurren al engaño.

¿Cuáles son las consecuencias?

Hasta ahora comienzan las investigaciones para establecer los alcances de este mal uso de información procedente de Facebook. La primera afectada ha sido la empresa detrás de la red social, que ha perdido decenas de millones de dólares en la caída de su acción. La firma Cambridge Analytica está siendo intervenida por las autoridades y habrá que ver hasta dónde estará dispuesta a colaborar entregando información sobre sus clientes.

Por GIPHY

Algunas campañas políticas también están bajo sospecha, entre ellas la del Brexit, también en América Latina. Recientemente, en la campaña para la presidencia en Colombia, se detectó que una firma acudía a tácticas similares. Así mismo, Cambridge Analytica presenta como uno de sus clientes al actual Alcalde de Bogotá. En México, Perú y otros países del contexto hispanoparlante, hay sospecha del uso de este tipo de tácticas.

¿Qué hacer ante esta situación?

El asunto no es de poca monta. Quienes usan estas tácticas para favorecerse políticamente, pagan cantidades enormes de dinero para manipularte, así que probablemente no actuarán éticamente cuando sean elegidos. Además, de base está la violación de tus derechos. Aquí te presentamos algunas opciones.

No estar en redes sociales electrónicas. Una pregunta que se hacen muchos usuarios, es si vale la pena estar en redes sociales. Algunos limitan la sospecha a Facebook, pero la verdad es que ninguna de las redes sociales que usan internet está exenta de problemas.

Sin embargo, es poco probable que las redes sociales electrónicas pierdan vigencia, por ahora, así que salir del todo de las redes sociales sea muy radical.

Limitar las autorizaciones que das a la red social. El sistema de administración de las redes sociales debe proveerte de información clara, concisa y confiable acerca de los límites que tiene el manejo de tu información privada. Revisa tu configuración de privacidad y ajústala lo más que puedas.

Esto, sin embargo, no eliminará del todo la posibilidad de que seas objeto de robos de información, porque los sistemas de seguridad de estas redes no son perfectos.

Evita usar aplicaciones externas que aparecen en las redes sociales. En Facebook y otras redes aparecen invitaciones a diligenciar test, a ver cómo se transforma tu rostro, etc. Como en el caso de Cambridge Analytica, detrás de estas aplicaciones puede haber trampas para obtener tus datos de manera subrepticia.

No admitas solicitudes de amistad de perfiles extraños. ¿Te ha llegado alguna invitación de un perfil con una mujer muy atractiva? Fíjate cuántos amigos ya tiene la persona que supuestamente te está enviando la invitación. Es común que te lleguen invitaciones de personas con esas características y que tienen muy pocos amigos. Muy probablemente se trata de un perfil falso.

Ese no es el único caso de perfiles falsos. Intenta limitarte a personas conocidas o conocidas de tu círculo familiar y de amistades más cercanos.

Abstente de publicar información personal. Claro, mucha de la información que publicas es de tipo personal, pero piensa qué uso le pueden dar otros a lo que publicas. Tal vez, estás mostrando mucho de ti en las redes sociales. En un artículo anterior, te hablamos acerca de la importancia de cuidar tu imagen en las redes, para reducir los problemas que esto podría acarrearte.

Por GIPHY

Cuestionar a los políticos que se valen de estas tácticas. Al final de esta cadena, hay políticos que pretenden manipular tus emociones para que votes por ellos. Esto es una forma de manipulación indebida desde el punto de vista de la ética política. Un candidato debería ser capaz de convencerte por sus propuestas y sus antecedentes.

Como advertimos en eligiendo buenos líderes, los políticos corruptos han aprendido a usar las redes sociales para manipular a los electores.

La decisión final es tuya: si los premias con tus votos, el dinero gastado en estas costosas estrategias de marketing, finalmente saldrá de tu bolsillo.

Imagen: Norwood Themes enUnsplash

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top