Conciencia global

Ferales: un nuevo problema creado por el consumo irracional

1 de enero de 2018


Esto es un problema creciente en muchas áreas urbanas y con gran impacto en zonas de protección de fauna y flora. El lío se alimenta del comercio de especies animales y del consumo de personas llevadas por diferentes modas que las conducen a poseer mascotas, sin mayores consideraciones.

Según la Real Academia Española de la Lengua, feral significa cruel y sangriento, pero la palabra en nuestro idioma también es usada para referirse al asunto del que trata este artículo: los animales que dejan de ser domésticos para llevar la vida por su propia cuenta.

El problema de los ferales

¿Qué tienen en común el Parque Portugal en Campinas, los humedales de Bogotá y los pantanos de La Florida? Aparte de ser lugares para encontrarse con fauna y flora nativa, impresiona la cantidad de gatos que se han establecido allí. Se les ve correr por el sitio, intentando ocultarse de los humanos o indiferentes ante su presencia. En los pantanos de Florida se ven otras especies más intimidantes, como la pitón de Birmania, especie traída desde Asia.

 

Por GIPHY

Los animales ferales, más que vivir en la calle, se instalan en áreas donde establecen formas de subsistenciasin dependencia de los humanos. Se dedican a cazar para obtener alimento, por lo que tienen un impacto muy fuerte sobre las especies de animales que no están adaptadas para resistir la presión de estos nuevos depredadores.

Gatos, perros y pitones, por mencionar tres ejemplos, tienen las condiciones para depredar a otras especies. Perros y gatos, además, son capaces de regenerar su organización social, sacando ventaja de la cacería en grupo.

En el caso de la serpiente procedente de Birmania, su gran tamaño la hace un depredador sin rival en los pantanos de la Florida, presentándose además incidentes con humanos.

El origen del problema

Los ferales o sus ancestros, fueron animales llevados a los hogares o a ambientes productivos como mascotas. El comercio de animales es la vitrina de una industria que produce o captura especímenes por millones, para satisfacer la demanda de humanos a quienes les resulta apetecible tener en su hogar compañía de otras especies, por distintas razones, entre ellas la moda.

En muchos casos, los animales son robados en sus países de origen, y llevados a países donde son vendidos a altos precios. Esto sucede con aves, monos, lagartos y otras especies, que son sometidas a tratos crueles y a una alta mortalidad antes de llegar a su destino.

En otros casos, se trata de industrias legales, pero que igual causan un gran perjuicio ambiental y riesgos fatales para los humanos. Tal es el caso de la pitón que mató a dos niños en Canadá, como se puede ver en la noticia del enlace a continuación.

Las razones por las cuales un animal deja de ser una mascota para llevar una vida independiente son:

Abandono. Desafortunadamente, aparte del comercio desaforado de especies, la principal causa del problema en cuestión es que muchas personas consideran a sus mascotas como objetos que pueden adquirir y desechar.

Maltrato. En algunos casos, especialmente con los perros, estos abandonan los hogares porque son sometidos a maltratos por parte de sus dueños y encuentran que por su cuenta pueden estar libres de amos opresivos.

Pérdida o escape. Un animal doméstico perdido, puede encontrar la manera de valerse por sí mismo, especialmente si encuentra un lugar donde abunden presas que le suministren alimentos. Por otra parte, las especies que son llevadas de un medio natural a un hogar humano, tendrán la tendencia a escapar porque su naturaleza les lleva a vivir en libertad.

Soledad. Ciertos animales domésticos que son dejados frecuentemente solos por sus dueños, son más propensos a escapar. Como se indicó antes, al reunirse con otros de su especie, pueden construir una vida social, importante para la supervivencia de ciertos tipos de animales.

Las consecuencias

Un animal tan amigable, como un conejo, puede convertirse en un grave problema ecológico, si escapa a un entorno donde antes no existía. Tal es el caso de la gran “plaga” de conejos en Australia y las abejas africanizadas en América.

En el siguiente video podrás ver el conflicto con conejos silvestres que afectan de gran manera la actividad agrícola.

 

Los animales ferales tienden a reproducirse, aumentando su número y con ellos su presión sobre el ambiente en el que se establecen. Gatos y perros, pueden convertirse en depredados implacables de fauna protegida, incluyendo aves, reptiles y mamíferos que podrían llegar hasta la extinción.

Adicionalmente, la descendencia de estos animales no cuenta con la protección contra enfermedades que brindan los humanos. Es así como las poblaciones de ferales son susceptibles de epidemias, como la rabia, con impacto sobre la salud pública.

¿Qué hacer ante este problema?

Hay varias medidas a tomar para reducir el problema actual de los animales ferales. Unas son de carácter individual, que colectivamente toman más fuerza y otras de carácter social y político.

Pensar muy bien antes de tener una mascota. Tener una mascota demanda tomarse en serio la decisión. El avance del conocimiento sobre el mundo animal, ha hecho evolucionar a su vez la protección legal a los animales, haciendo responsables a los dueños por su cuidado.

Antes de tener una mascota, debes tener conciencia de que puede resultarse costoso, así que se requiere que asegures el presupuesto suficiente para asegurar integralmente las necesidades del animal que te acompañe.

Nunca comprar un animal exótico. Llevar un animal exótico a tu casa puede parecerte interesante, pero es una mala idea. Las especies salvajes están adaptadas para vivir en su medio natural. Llevarlas a un hogar es una forma de crueldad, dígase lo que diga, a menos que sea adoptada por no tener la opción de reintegrarse al medio donde pertenece.

Adoptar antesque comprar mascotas. Si quieres una mascota, es preferible que adoptes una a que la compres en una tienda. Los centros de adopción permiten salvar la vida de animales abandonados. Quienes han pasado por esta experiencia, atestiguan que reciben una forma de agradecimiento muy particular por parte de los animales beneficiados por esta acción.

Tener conciencia acerca de los animales. Hacemos referencia a la importancia de valorar a los animales como seres vivos. Ten presente que los animales merecen respeto. Los animales no son cosas y tú, más que un dueño, eres un compañero de vida de otra especie. Sin embargo, eso no te exime de responsabilidades relativas a su manutención y cuidado.

 

 

Por GIPHY

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top