Relaciones de Pareja y sexo

¿Eres microinfiel?

16 de abril de 2018


Vuelve a nuestras páginas Edith Gómez*, editora de Gananci. Esta vez nos contará acerca de la llamada “microinfidelidad”, una situación que viene de la mano con el auge de las redes sociales y las nuevas tendencias de comunicación.

Lo micro y lo macro

Muchas veces escuchamos que el hombre es infiel por naturaleza, que no importa cuánto se ame a alguien puesto que siempre estará latente el deseo de estar con otras personas e incluso hay afirmaciones, de que somos animales al practicar la caza como deporte.

Vaya que existen muchos cuestionamientos relacionados al tema de la infidelidad, de hecho también hay muchas opiniones atribuidas a aquellos que se sitúan en la acera de enfrente, quienes aseguran que ser totalmente fiel obedece a una dependencia emocional.

Por GIPHY

Pero cuando nos topamos con el cuestionamiento de saber si ¿hemos sido alguna vez microinfieles? La respuesta se vuelve muy escurridiza, pues este es un término nuevo surgido a partir de la masificación en el uso de las redes sociales.

Sucede que hasta  hace poco tiempo atrás, teníamos muy claro el significado de cruzar la línea para cometer una infidelidad. Sin embargo, hoy, gracias a la ayuda de las redes sociales, esos límites preestablecidos han cambiado y probablemente no nos hemos enterado.

Cada pareja tiene un comportamiento muy distinto, por ello cada uno se rige con reglas y límites acordados por ambas partes. Sin embargo, el tema infidelidad ha existido desde siempre y ha sido uno de los fantasmas que más afecta en las relaciones sentimentales.

Lo más normal para todos, es que un encuentro sexual o un beso apasionado, eran los más claros comportamientos infieles, y es que el pecado no estaba cometido por completo hasta que existía contacto físico, es decir, que los deseos y sentimientos no valen.

Pero hoy en el contexto de las redes sociales, las definiciones de ser fiel o infiel se han expandido, al punto de que se ha hecho necesaria la aparición de un nuevo término, denominado como “microinfidelidad”.

Probablemente todos hemos vivido esa atracción por terceras personas a nuestro alrededor, en el trabajo, el gimnasio, la universidad o en un bar, eso es algo bastante común. Y al estar cerca, se hace muy posible entablar una conversación en búsqueda de algo más.Pero cuando nos referimos a ser microinfiel, la palabra es bastante clara, somos un poquito infieles; es decir, este tipo de engaño es mucho más sutil y está basado más en la intención de la acción, que en la acción misma.

Por poner algún ejemplo, guardar el número telefónico de una persona de nuestro interés con otro nombre, solo por precaución. También aplica el ocultar o silenciar chats o incluso borrarlas inmediatamente.

La opinión de los expertos

De acuerdo a la psicóloga Melanie Schilling, todas esas series de acciones, que aparentemente son irrelevantes, indican que la persona está emocional o físicamente enfocada en otra fuera de su relación.Esta afirmación se traduce en que hay involucradas terceras personas en la relación, claro síntoma de la presencia de la infidelidad.

Schilling explica además que lo que separa una simple amistad, de una microinfidelidad, es la necesidad de ocultar su existencia a la persona con la que se mantiene una relación de pareja. Por lo que recomienda a quienes sienten que tienen algo que ocultar a preguntarse el por qué.

Si llegaras a descubrir que tu pareja estuviera siéndote microinfiel, esta psicóloga recomienda conversarlo con la pareja intentando ser objetivo y racional, en lugar de subjetivo y emocional, destacando la importancia de comunicar cómo te hace sentir la situación, además de establecer cuáles son los límites de lo permitido, dentro de lo razonable y lo intolerable, teniendo siempre en cuenta que ninguno de los extremo es bueno.

 

Por GIPHY

El término de la “microinfidelidad” también tiene sus detractores, los cuales afirman que no es más que celos obsesivos y hasta comportamientos posesivos, aunque también hay quienes lo han apoyado públicamente. Lo cierto es que sea o no válido el termino, tal vez todos somos microinfieles, y me atrevería a asegurar que a diario, pues podemos sumar el hecho de que a través de las redes sociales, demostramos nuestro interés por otras personas dando mucho sus “likes” a sus publicaciones.

Y vale acotar que en la mayoría de los casos, la microinfidelidad sería apenas una primera parte, pues por lo general, utilizamos las redes sociales para buscar establecer esos primeros contactos, en donde a través de mensajes y notas de voz, abrimos paso para un posterior contacto personal.

Twitter: @edigomben

LinkedIn: https://es.linkedin.com/in/edithgomezbenitez*

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top