Emprendimiento y Dinero

¿Hasta dónde es sano endeudarse?

25 de noviembre de 2016


Un concepto que puede ayudarle a planear sus deudas, se conoce como capacidad de endeudamiento. Para calcularla, haga la cuenta de todos sus ingresos mensuales y réstele sus gastos.

Hasta los países más poderosos tienen deudas. Las empresas más grandes tienen deudas.

Adquirir deudas puede ser positivo si los recursos obtenidos por esa vía se usan bien y si quien adeuda puede pagar razonablemente sin incurrir en sacrificios.

El total de sus deudas no debería sumar más que el 25% de sus ingresos netos, o en ciertas circunstancias, hasta el 35%. Tenga en cuenta sumar los intereses al monto total de la deuda.

Hay diferentes maneras de endeudarse: los préstamos bancarios; los préstamos de persona a persona, las tarjetas de crédito y las libranzas, son las formas más comunes.

Si el préstamo está orientado a propósitos de mediano o largo plazo, lo mejor es un crédito bancario. La recomendación en este caso es que no tome la primera opción que le ofrezcan, sin antes estudiar las diferentes posibilidades.

Use las tarjetas de crédito con moderación. Los intereses de estos medios son relativamente altos. Si puede, compre a comienzos del periodo de facturación a una sola cuota. Así se financiará con la tarjeta de crédito sin acumular deudas.

Con respecto a las libranzas, utilice las opciones que no le cobren intereses muy altos. Tenga en cuenta que un interés del 5% mensual equivale al 60% anual, muy por encima del techo legal.

El caso más extremo son los créditos informales de persona a persona. Por supuesto, si un familiar o amigo está dispuesto a prestarle con intereses bajos, está bien. Sin embargo, en la calle se encuentran prestamistas que captan rendimientos exorbitantes. Esto es ilegal y peligroso. Tales personas recurren a medios violentos para cobrar sus deudas.

Un concepto que puede ayudarle a planear sus deudas, se conoce como capacidad de endeudamiento. Para calcularla, haga la cuenta de todos sus ingresos mensuales y réstele sus gastos. A lo que resulte, multiplíquelo por 0,25 (que es igual a multiplicar por el 25%). Si prefiere llevar más al límite sus deudas, multiplique por 0,35.

Por ejemplo, si sus ingresos totales son de $3.000.000 y sus gastos totales son de $1.000.000, quiere decir que a usted le quedan $2.000.000. En este caso, su capacidad de endeudamiento estará entre $500.000 y $750.000.

Siguiendo el ejemplo anterior, piense que si toma deudas por $750.000, solamente le quedarán $250.000 libres.   

Tenga en cuenta que, aunque siempre es importante ahorrar, su capacidad de ahorro estará limitada por las deudas, ya que tendrá que destinar dinero que podría guardar, para pagar lo que debe.

Finalmente, tenga presente que es muy importante pagar sus deudas. No se endeude más de lo debido. Si no tiene ingresos fijos, mejor considere no tomar créditos.

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top