Relaciones de Pareja y sexo

Cuando tu pareja no te deja dormir bien

22 de enero de 2018


Los estudiosos han identificado que buena parte de los problemas del sueño son ocasionados por la pareja y que de manera silenciosa, esto mina la salud de quien comparte el lecho.

Diferentes investigadores sobre el sueño,  han llamado la atención acerca de la importancia de dormir bien, mostrando al tiempo las graves consecuencias que tiene para la salud el mal dormir.

Dormir o dormir bien

Es un dicho popular que debemos dormir alrededor de ocho horas. La realidad es que se debe dormir tanto como sea necesario y que esto puede variar de una persona a otra. Adicionalmente, el sueño debe darse tanto en cantidad como en calidad.

 

 

Por GIPHY

El sueño tiene varias fases. No explicaremos en este artículo como funciona esto, porque el punto es que todas las personas deberían lograr unas horas de sueño profundo, para alcanzar un descanso verdadero.

El asunto es que diferentes investigaciones (ver artículos referenciados al final), han mostrado que la calidad del sueño depende en buena medida de la pareja y que frecuentemente las personas creen que duermen bien, cuando en realidad ciertas características y comportamientos de sus parejas no se los permite.

Dormir mal por causa de la pareja

Una causa frecuente de problemas para dormir, es llevar los problemas de pareja a la cama. Los expertos aconsejan evitar ir a la cama con disgustos o tratar temas pesados antes de dormir. Por supuesto, roncar o tener pesadillas frecuentes también afectan el sueño de la pareja.

Sin embargo, los problemas que afectan la calidad del sueño pueden ser más sutiles, como los movimientos súbitos durante la noche, el quitar inconscientemente las cobijas, los cambios en el ritmo de la respiración o la tendencia a apretar o descargar el peso corporal sobre la otra persona.

Por las razones expuestas, uno de los miembros de la pareja puede ser más afectado que otro. El que genera el desequilibrio al dormir, puede ajustar su ritmo de sueño, pero el otro está expuesto a las alteraciones ajenas, por lo que tiene menos posibilidades de compensar las deficiencias de sueño.

Las consecuencias

 

Por GIPHY

La persona que duerme mal muestra signos claros como el cansancio diurno, problemas de concentración y productividad, pero hay más. Dormir mal puede asociarse a depresión, estrés, ansiedad, pérdida de memoria y alteraciones del ritmo cardiaco.

El inconveniente principal es que esta situación es constante: un asunto de todas las noches. Así, la persona afectada por el mal dormir de la pareja se expone a un riesgo de salud a lo largo de los años. Esto empeora cuando los miembros de la pareja tienen trastornos del sueño, puesto que cada uno altera el sueño del otro, en un círculo vicioso en que se multiplican los efectos negativos.

Otra consecuencia es que los problemas para dormir pueden ser causa de conflicto en la pareja. Ya es conocido que los ronquidos han sido presentados como causal de separación, pero más allá de eso, está la tendencia a culpar a la persona que duerme mal, lo que no ayuda a resolver la situación.

El manejo de la situación

Una medida eficaz para reducir las afectaciones del sueño es dormir en habitaciones independientes, o al menos en camas claramente separadas. Esto puede ser duro de aceptar para la pareja y debería ser objeto de consenso.

La pareja podría proponerse dormir algunos días juntos, como los fines de semana o compartir la cama hasta cierta hora, en que cada uno ocupa su dormitorio.

Dormir en camas separadas puede parecer una medida extrema y que pone en riesgo la estabilidad de la pareja; sin embargo, es necesario ponderar los problemas de salud ya expuestos, frente al apego emocional representado en el hecho de dormir juntos.

Por supuesto, consultar con un especialista en salud que ayude a manejar los trastornos del sueño, puede ser una medida apropiada, pero esto no resuelve las afectaciones sutiles que no son producto de trastornos del sueño propiamente dichos.

Por supuesto, adoptar las medidas de higiene del sueño es importante para ambos. Si quieres saber más sobre esto, te recomendamos este artículo cómo enfrentar los problemas para dormir.

¿Es siempre necesario?

Una de las investigaciones referenciadas abajo (“Are We in SyncwithEachOther?”), muestra que las parejas jóvenes y saludables podrían beneficiarse del sueño conjunto. Sin embargo, este es un estudio pequeño, piloto y que no aborda los resultados en salud del dormir juntos. Aun así, podría concluirse que dormir separados no es una recomendación aplicable a todas las parejas.

Si te parece que cuando duermes con tu pareja descansas, no te sientes agotado o somnoliento durante el día o no ves que tu pareja tenga dificultades para dormir que te provoquen interrupciones del sueño, tal vez no sea aplicable la sugerencia de acostarse en camas distintas.

En todo caso, te invitamos a considerar la importancia del dormir bien, en términos de cantidad y calidad. Si no lo estás logrando, haz lo necesario para evitar consecuencias que luego podrían ser de difícil reparación.

 

Por GIPHY

Algunos artículos consultados

Blumen M, Quera Salva MA, M-P d’Ortho. Effect of sleeping alone on sleep quality in female bed partners of snorers. EurRespir J. 2009;34:1127–31. doi: 10.1183/09031936.00012209. [PubMed] [Cross Ref]

Chen, JH. Couples’ Sleep and Psychological Distress: A Dyadic Perspective. The Journals of Gerontology: Series B, Volume 73, Issue 1, 15 December 2017, Pages 30–39, https://doi.org/10.1093/geronb/gbx001

Drews HJ,  Wallot S,  Weinhold, SL Mitkidis P, Baier, PC Roepstorff, A &Göder, R “Are We in Sync with Each Other?” ExploringtheEffects of Cosleeping on Heterosexual Couples’ Sleep Using Simultaneous Polysomnography: A Pilot Study. Volume 2017 (2017), Article ID 8140672, 5 pageshttps://doi.org/10.1155/2017/8140672

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top