Relaciones de Pareja y sexo

Cómo manejar las relaciones con mujeres maduras

30 de agosto de 2017


La verdad es que las mujeres maduras no entienden las relaciones como favores. Saben lo que tienen y pueden tener una estima más alta de lo que son.

Socialmente es más aceptado que los hombres tengan relaciones con mujeres menores que ellos. Así mismo, al ganar edad, es común que los hombres busquen mujeres menores que ellos. Sin embargo, las mujeres maduras tienen bastante que ofrecer.

Edad y madurez

Se aplica para hombres como para mujeres: la edad no es sinónimo de madurez. Así que no te confundas, una mujer con un número plural de décadas de edad, puede ser también dominante, celosa y complicada.

Fíjate en su personalidad, como el factor más importante de madurez. Si se ves tendencias a dominarte o controlarte, es posible que esa no sea la relación que más te convenga.

Por GIPHY

No es un favor

Hay quienes creen que al establecer una relación con una mujer mayor, se le hace un favor a ella. La verdad es que las mujeres maduras no entienden las relaciones como favores. Saben lo que tienen y pueden tener una estima más alta de lo que son.

Entender esto es importante para gozar más plenamente de este intercambio que puede convertirse en una de las mejores experiencias de la vida.

Mujeres maduras sexualmente deseables

En inglés se les llama MILF (Mom I’d Like to Fuck), a las mujeres maduras sexualmente deseables.

Por lo regular, una mujer de estas características muestra una belleza en la que destaca atributos que se ven bien con su edad, en el marco de una personalidad atractiva.

No quiere decir que estén dispuestas a ligarse con el primero que se les presente. Al contrario, suelen ser más selectivas porque conocen a los hombres y saben qué esperar.

El deseo sexual no se apaga

Aun cuando llegue la menopausia, el deseo sexual no termina. Al alcanzar una edad madura, la mujer puede querer nuevas experiencias, explorando su sexualidad, sin los temores que pudiera haber sentido en su juventud.

Con una mujer madura puedes plantear con toda apertura tus aspiraciones, con la expectativa de no ser juzgado. Aunque debes estar preparado para una respuesta directa y firme.

Por GIPHY

El riesgo de embarazo

Un temor que ronda a las parejas ocasionales, es el del embarazo no deseado por ambas partes. Las mujeres maduras, todavía dentro de su vida fértil, suelen tener control de su fecundidad mediante el conocimiento de los métodos aplicados para este fin.

Por otra parte, es lo más común que una mujer madura exprese su deseo de quedar embarazada, si así lo desea, dando la oportunidad de aceptar o negar esa pretensión.

Es claro que cuando la mujer sobrepasa la edad fértil, su riesgo de embarazo es nulo, lo que la libera a ella y a su eventual pareja de la necesidad de regular su fecundidad.

La habilidad

La palabra experiencia puede repetirse mil veces al tratar el tema de este artículo. Esto se traduce en habilidad aplicada en la satisfacción de sus deseos y de su pareja, en la capacidad de darse más sin temores.

Una mujer madura, puede enseñar, en lugar de ir rezagada, esperando que sea el hombre el que disponga siempre.

El control de las emociones

Una mujer madura puede haber pasado por relaciones previas. Tal vez sea separada, divorciada o viuda, por lo que tuvo la oportunidad de conocerse mejor y saber qué es lo que quiere de una nueva relación.

Las mujeres maduras por lo regular reconocen los límites de una relación con compromisos o sin mayores compromisos y tienden a no complicarse con ello.

Por GIPHY

El aporte económico

Suele pasar que en América Latina haya la expectativa de que los hombres corran con los gastos de los momentos en los que se comparte en pareja. Aunque hay que reconocer que esto ha cambiado por la reducción del machismo y el aumento de la independencia femenina, todavía es algo que está en las costumbres de extensas zonas de nuestros países.

Las mujeres maduras por lo regular han resuelto sus asuntos económicos y fundamentan su independencia en la posibilidad de asumir o dividir gastos. Esto amplía las posibilidades de compartir momentos que implican un gasto importante, como la ida a restaurantes, bares o incluso, viajes.

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top