Salud

El aumento de las enfermedades de la tiroides

2 de febrero de 2018


¿Conoces a alguien que sufra de la tiroides? Cada vez es más frecuente saber de alguien conocido que padezca de alguna enfermedad de esta glándula ¿Está sucediendo algo en particular con estas enfermedades?

Mi esposa me dijo hace un tiempo “¿te has dado cuenta de que cada vez conocemos más personas con enfermedades de la tiroides? Como trabajador de la salud pública, me llamó la atención el asunto, pero dada la falta de información oficial, no le di mayor importancia. Sin embargo, consulté con un colega quien respondió que coincidía con esa impresión.

La formación en epidemiología me llevó a pensar en que algo puede estar sucediendo, así que indagando me encontré que hay reportes desde muy diversos lugares del mundo que muestran la dimensión de este asunto.

Algunos reportes

 

Por GIPHY

En la India, habría más de cuarenta millones de personas con enfermedades de la tiroides. En México, un 10% de la población padecería este tipo de enfermedades; en Chile, se dice que hasta una persona de cada cinco podría padecer de un trastorno de este tipo.

Solamente por cáncer de tiroides, en los Estados Unidos de América se atendieron 45.000 casos nuevos en 2010 y en 2013 la cifra ya era de 62.200, según la Asociación Americana de Cáncer. De hecho, los indicadores epidemiológicos muestran que la incidencia de este tipo de cáncer se ha triplicado a lo largo de las últimas tres décadas, con un mayor incremento en los últimos diez años.

La tiroides y sus enfermedades

La tiroides es una glándula en forma de mariposa que se ubica en el cuello justo encima de nuestra clavícula y produce hormonas que regulan el funcionamiento de nuestro organismo. Puede parecer una descripción vaga, pero la verdad es que las hormonas tiroideas tienen efecto en nuestro metabolismo, el crecimiento, el funcionamiento del corazón y de la circulación, en la producción de la sangre, en el ánimo y la capacidad de concentración. También incide el funcionamiento de la tiroides en la obesidad o el enflaquecimiento.

En pocas palabras, de una pequeña glándula de más o menos 20 gramos, depende nuestra vida. Una deficiencia de la tiroides al nacer, producirá enfermedades del desarrollo que no tendrán cura, a duras penas manejo.

Las enfermedades de la tiroides son el bocio (agrandamiento de la tiroides); hipertiroidismo (producción en exceso de hormona tiroidea); hipotiroidismo (producción hormonal deficitaria); cáncer de tiroides; nódulos (bultos en la tiroides) y tiroiditis (hinchazón de la tiroides).

Causas de crecimiento de estas enfermedades

Por GIPHY

Hay una combinación de factores que podrían actuar como causantes de los crecientes problemas de tiroides. Los investigadores apuntan hacia la contaminación del agua y de los alimentos. En un artículo anterior, llamamos la atención acerca del plástico en el aire, el agua y la comida. Esta contaminación puede causar desequilibrios hormonales. Ver el peligro omnipresente de las microfibras de plástico.

Relacionado con lo anterior, otros contaminantes, como el mercurio o el plomo en los alimentos o en el ambiente, también son responsables de daños a la tiroides, al igual que el alto consumo de soya, litio y gluten.

Por supuesto, el consumo de yodo por encima o por debajo de los límites saludables, es uno de los factores principales en la aparición de problemas de la tiroides. En la actualidad, buena parte del yodo que consumimos proviene de la sal, a la que se le añade este producto de manera artificial, precisamente para evitar los problemas de la tiroides en la población. Sin embargo, es posible que la cantidad de yodo en la sal no sea suficiente para los fines propuestos y tampoco es recomendable consumir alimentos muy salados, por los otros efectos negativos de este compuesto.

Otras causas son más sorprendentes. Es posible que el crecimiento de problemas de la tiroides también se explique parcialmente por la exposición a la radiación escapada de reactores nucleares como Chernobyl y Fukushima. Esta hipótesis tiene detractores y defensores, pero no ha sido descartada plenamente.

También hay investigaciones que apuntan hacia la radiación procedente de los celulares, como fuente de las enfermedades de la tiroides.

¿Qué hacer?

Lo más importante es tener chequeos médicos periódicos o ante síntomas como cansancio, hambre inexplicada, pérdida o aumento de peso, sequedad en la piel, sed constante, cambios en el estado de ánimo, pérdida de la concentración, estreñimiento, sensación de frío difícil de controlar o molesta en la garganta persistente.

El tratamiento de los problemas de la tiroides es relativamente sencillo y fácil de llevar, con excepción de los casos de cáncer, que requieren de medidas mayores, dependiendo del tipo específico y del estado de avance.

Así mismo, revisar tener una ingesta balanceada de alimentos y un régimen de actividad física, ayudan a prevenir y manejar estos problemas.

Algunos artículos consultados

AmbikaGopalakrishnanUnnikrishnan and Usha V. Menon (2011). Thyroid disorders in India: An epidemiological perspective. Indian J EndocrinolMetab. 2011 Jul; 15(Suppl2): S78–S81.

Boice, J.D., 2017. From Chernobyl to Fukushima and Beyond—A Focus on Thyroid Cancer, in: Thyroid Cancer and Nuclear Accidents: Long-Term Aftereffects of Chernobyl and Fukushima. Elsevier, pp. 21–32. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-812768-1.00003-4

Louise Davies, Luc G.T. Morris, Megan Haymart, Amy Y. Chen, David Goldenberg, John Morris, Jennifer B. Ogilvie, David J. Terris, James Netterville, Richard J. Wong, Gregory

Qian Wu, Margaret P. Rayman, HongjunLv, Lutz Schomburg, Bo Cui, Chuqi Gao, Pu Chen, Guihua Zhuang, Zhenan Zhang, Xiaogang Peng, Hua Li, Yang Zhao, Xiaohong He, Gaoyuan Zeng, Fei Qin, Peng Hou, Bingyin Shi; Low Population Selenium Status Is Associated With Increased Prevalence of Thyroid Disease, The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, Volume 100, Issue 11, 1 November 2015, Pages 4037–4047, https://doi.org/10.1210/jc.2015-2222

Randolph, and on behalf of the AACE Endocrine Surgery Scientific Committee (2015) AMERICAN ASSOCIATION OF CLINICAL ENDOCRINOLOGISTS AND AMERICAN COLLEGE OF ENDOCRINOLOGY DISEASE STATE CLINICAL REVIEW: THE INCREASING INCIDENCE OF THYROID CANCER. Endocrine Practice: June 2015, Vol. 21, No. 6, pp. 686-696.

Vigneri, Riccardo; Malandrino, Pasqualino; Vigneri, PaoloThe changing epidemiology of thyroid cancer: why is incidence increasing? Current Opinion in Oncology: January 2015 – Volume 27 – Issue 1 – p 1–7.

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top