Familia y crianza

¿Cómo es un abusador sexual de niños?

23 de febrero de 2018


Una lectora del artículo el dilema familiar por el abuso sexual infantil, preguntó cómo se puede identificar a un abusador sexual. Aunque tenemos pendiente un artículo acerca de la pedofilia, preferimos responder a la corresponsal primero.

Antes, recordemos lo que habíamos dicho en el artículo anterior: “Podrías pensar que una manera de aumentar tus precauciones, es contar con un perfil del abusador. Desafortunadamente, no hay un perfil claro de los abusadores sexuales”.

Mitos y realidades sobre el abusador sexual

Hay una serie de ideas populares acerca de los abusadores sexuales que vamos a abordar aquí.

 

Por GIPHY

El abusador sexual tiene cara de depravado. Cuando vemos en las noticias que capturaron a un violador, es común escuchar cosas como “tiene cara de depravado”. Esto es engañoso. Pensamos así porque ya sabemos que la foto corresponde a alguien que es sospechoso o culpable de una agresión sexual, por lo que nuestro pensamiento ya está sesgado.La verdad es que no hay algo distintivo en la cara de un abusador, no se le escurre la saliva, las cicatrices grotescas no tienen nada que ver, ni los tatuajes.

Los abusadores sexuales cometen otros delitos. No hay una asociación directa entre la comisión de otros delitos y los delitos sexuales. Aunque esto puede presentarse en algunos casos, no es una línea regular. De hecho, los abusadores sexuales suelen ser castigados por otros delincuentes cuando son llevados a la cárcel.

Los abusadores han sufrido abuso en su niñez. Las investigaciones no han corroborado esto. El relato de la mayoría de los abusadores sexuales no confirma que el antecedente de abuso sexual, sea común entre estas personas.

El abusador es un desadaptado con problemas de pareja. Tampoco es cierto. Muchos abusadores tienen pareja, matrimonio y vida sexual activa con su pareja.

El abusador puede ser diagnosticado con un trastorno mental. Hay personas con trastornos mentales que comenten abuso sexual, pero la mayoría de las personas con trastornos mentales no incurren en agresiones sexuales.

El abusador sexual es violento. El abusador sexual violento es una minoría. En la mayoría de los casos el abusador recurre a la seducción, al ofrecimiento de regalos, a los juegos y a despertar la curiosidad sexual de los niños.

Es un vagabundo que aprovecha la oportunidad. En la mayoría de los casos, como se dijo en el artículo anterior, el abusador convive con la víctima o es un amigo que tiene acceso al hogar y cuenta con la confianza del menor de edad.

Lo que sí se ha establecido

Se puede ratificar con lo dicho antes, que no hay un perfil claro del abusador sexual infantil. Sin embargo, hay características no tan evidentes, como estas.

El abusador siente deseo persistente por el sexo con menores de edad. En el pensamiento del abusador, en su motivación sexual, están los niños o las niñas y si se le presenta la oportunidad de actuar con impunidad, intentará satisfacer su impulso, y si logra hacerlo una vez, lo intentará de nuevo.

Hay abusadores compulsivos, quienes tienen como objetivo primario de su conducta sexual a menores de edad y muestran poco interés en el sexo con adultos. Este es el caso del denominado pedófilo, lo que presentaremos en un próximo artículo.

Hay abusadores ocasionales, personas que ante la soledad, el estrés o el fracaso sexual con mayores de edad, recurren al abuso de infantes.

El abusador tiende a tener dificultades a identificar emociones, por lo que parece no percibir que le causa daño a su víctima. Esto se sabe al pasar abusadores por pruebas donde se les pide que identifiquen las emociones en rostros humanos.

El abusador tiene poca educación sexual. No tiene conocimientos acerca de enfermedades de transmisión sexual y muchos desconocen las leyes que establecen los límites de consentimiento sexual.

No asocian los actos sexuales con la vida emocional. Es decir, que el abusador no asocia el sexo con el amor. El abusador puede durar años atacando a su víctima y mantenerla como objeto de placer, no de amor o de consideración.

Entonces, ¿cómo se reconoce a un abusador sexual?

 

Por GIPHY

La respuesta más honesta es que no hay manera. Solamente hay un par de indicios que podemos señalar.

  1. Un adulto que tiene un interés persistente por estar con tu hijo. Aunque esto puede ser engañoso, porque un abuelo o un tío que quiera mucho a tu hijo, podría encajar con esta característica.
  2. Un adulto o un niño con edad mayor al tuyo, que frecuentemente intenta estar a solas con tu hijo. Este un signo más claro, aunque muy susceptible de ser juzgado erróneamente debido a que tampoco es definitivo.

Sin embargo, en los casos mencionados, es importante que le indiques a tu hijo que te avise cada vez que eso suceda y que te pregunte cada vez que reciba una insinuación de ese tipo.

Acerca de las maneras de evitar el abuso sexual infantil, te recomendamos ver el artículo anterior.

 

Algunos documentos consultados:

Jiménez González, E & Peña Castillo, R. (2010) Evaluación del riesgo y reincidencia en agresores sexuales sentenciados: implicaciones para las víctimas

Larrota, R., & Rangel-Noriega, K. (2013). El agresor sexual. Aproximación teórica a su caracterización. Informes Psicológicos, 13 (2), 103-120.

Fotografía de portada: AaronBurden, en Unplash.

Danos un "Me Gusta" y Sigue por Facebook nuestros posts de artículos como este.

¿Quieres saber más sobre este tema? Escríbenos

Top